miércoles, 18 de abril de 2018

El Teatro me mueve

Por: Nelsol Miguel Fernández

Lidia Ariza es Rosa Fernández
El Teatro me mueve. Anoche un carrusel de emociones me invadió desde que la música empezó a ambientar y las luces, lentamente, iluminaban “la mejor sala de teatro de la bolita del mundo” nuestro Teatro Las Máscaras. LAS PROSTITUTAS OS PRECEDERÁN EN EL REINO DE LOS CIELOS, una pieza para chuparse los dedos y enfrentarse con el hipócrita que ignoramos en nosotros mismos. La trama es una historia de amor como nunca había visto en mi vida, una historia en la que un ser humano se apega tanto a una creencia propia porque es lo único que lo hace sentir consuelo dentro de una vida ajetreada donde el cuerpo es el objeto que está en alquiler.

La vida de Rosa Fernández es un grito de amor desesperante. Durante toda la pieza el personaje te puede llevar a reír con ella, reírte de ella un poco y de pronto el dolor casi pasional invade la sala y uno baja suavemente y se deposita en ese espacio especial con la actriz, con el personaje, con las luces, con la oscuridad, y lo que se descubre cuando uno se abre a escuchar a una prostituta, es una experiencia única para cada espectador. La obra es un llamado a la reflexión y al crecimiento personal por una comunidad más comprensiva, educada, y menos prejuiciosa.

¿Por qué crees que mereces estar en el paraíso con Dios más que esa a la que llamas puta? ¿Será porque vas los domingos a misa con tus mejores vestidos y tus limosnas que son la devuelta del loto que jugaste en la mañana? ¿Tienes lugar en tu casa para una prostituta? ¿Tienes lugar en tu corazón para Cristo? ¿Cuándo fue la última vez que te confesaste y realmente confesaste todos tus pecados? Estas son algunas preguntas que mi libre cabeza genera después de salir de la obra. No sé cómo explicarlo, tienen que verla, es una experiencia única para cada quién.

Ojalá todo el mundo pueda ir a ver la obra “Las Prostitutas os precederán en el reino de los cielos” en Teatro Las Máscaras. Un monólogo hermoso, donde Lidia Ariza demuestra su capacidad actoral, su nivel de experiencia, su amor por las tablas y la sensibilidad que caracteriza su trayectoria en el teatro dominicano. Desde el punto de vista de actor, no encuentro mejor forma de celebrar los 45 años de trayectoria de tan excelente actriz.

Porque también amo el teatro, porque el teatro liberó a mi país del yugo haitiano, porque soy teatrista y por maestras de la vida como Lidia es que grito de vez en cuando “Que Viva el Teatro”. Quiero terminar con esta cita bíblica: “Jesús les dijo: De cierto os digo, que los publicanos y las prostitutas van delante de vosotros al reino de Dios.” (Mateo 21, 31)

Hermanos, efectivo cine de fe, perfumado por Lidia Ariza



La historia del cine cristiano en el país es reciente. Apenas han pasado casi diez años del estreno de la primera película cristiana, De Campamento de 2007/2008 (Boaw Pictures Dominicana-José García) con Nancy Amancio, (cantante cristiana de altísima calidad), Omar Payano y Ramses Cairo,  una especie de  triller de humor infantil con guion, José García, caracterizado por una inolvidable gracia inocente que todavía disfrutamos vivamente. Esta producción y de enorme valor por su tema y realización, hizo que Archie López, convocara a García para hacer Cristiano de la Secreta (2009), cuando todavía el país el país no tenía Ley Nacional de Cine. La comedia dramática de Archie López, Hermanos, está llamada a marcar firmemente el ambiente fílmico dominicano desde este jueves por su concepto y otros valores de producción.


Actoralmente


La actuación más actoralmente trabajada es la que ofrece Lidia Ariza, el más alto expresivo  que aporta Hermanos. Experiencia y formación le dan una especial patente de corso para sobresalir y ser signo actoral del filme en sus intervenciones, sin estar todo el tiempo bajo las candilejas del director.

Céspedes y Pozo están en los patrones actorales a que nos tiene acostumbrados, se ubican histriónicamente a lo que les demanda  la cinta, pero entendemos que deben insistir en su formación para lograr mejores registros en la parte dramática, en la que incursionan ahora, pero sin  desarrollar todo cuanto podrían dar.

Hermanos aporta la actuación de una cantante cristiana del nivel internacional de Lily Goodman, que interpretativamente  nos sorprende , junto al rol de  una Milly Quezada -La Abuela- que se explaya como actriz, sin explotar su talento de cantante estelar del merengue, hace secundario más que digno.

Hay una serie de actuaciones naturales, (personal no profesional) que nos deja insatisfechos y que debieron ser mucho más convincentes, pero que al parecer se incluyeron por la misión de difusión de la fe, más que por razones de un casting exigente, aportando actuaciones que valen fundamentalmente por lo testimonial que por lo interpretativo.

Lo técnico

López, con esta singular comedia de tonos dramáticos y sociales y que se estrena el jueves, diversifica su filmografía, giro que inicio con el drama familiar Luis.  López ha acumulado una experiencia frente a cámara de notable calidad en sus temas recientes y de mucha consistencia técnica.

Hermanos representa notables avances técnicos: una fotografía vivida y un universo sonoro de notable profesionalidad, con sentido de una buena edición y una notable la dirección de arte.

López se maneja con destreza sobre todo en las escenas en que hace aparecer simultáneamente a Raymond Pozo, haciendo dos personajes simultáneos, (Angustia y don José). De López esperamos que siga evolucionando mucho mas de cara a su producción, porque tiene el valor de salir de sus ámbitos seguros para marcar el cine criollo con nuevas experiencias.

Escuchar el tema de la película, Hermanos, en la voz de Lily Goodman (Teresa) vale cualquier tiempo destinado a ver el cine. Ella no es solo una voz extraordinaria. Es un aliento de fe que inspira a disfrutar de la experiencia de la conversión cristiana.

Visualmente hay una mejor introducción de los productos de los patrocinadores, pero la aspiración es que la imagen corporativa aparezca solo en la presentación y en los créditos.

Hermanos, que recomendamos, inicia sus funciones este jueves 15. Vaya a verla.  Arte y mensaje con signos nuevos, con elementos a ser mejor logrados.

SINOPSIS:

Por error humano, dos recién nacidos y gemelos son separados y crecen en ambientes sociales distintos. El de clase media alta, es un devoto cristiano, padre ejemplar y esposo amoroso. El otro es un ladronzuelo de barrio que se la busca atracando. Una circunstancia especial hará que el delincuente adopte la identidad del cristiano.



Ficha Técnica

HERMANOS

Dirección: Archie López

Guio: Víctor Reyes & Archie López

Producción: Panamericana de Producciones

Productores: Archie López y Desireé Reyes Pena

País: Republica Dominicana

Género: Comedia dramática

Idioma original: Español

Música: Alex Mancilla & Federico López

Director fotografía: Alex López

Dirección de Arte: Elena Fernández

Vestuario: Karla Riggs

Maquillaje: Giselle Jiménez

Editor: Ramon Larranaga

Casting: Ana Engtrom

Producción en línea: Amelia del Mar Hernández

Distribución: Caribbean Cinemas Distribution

ELENCO: Raymond Pozo, Miguel Céspedes, Lily Goodman, Lidia Ariza, Robert Green, Willeydis Muñoz, Milly Quezada. Grupo Barak, Marcos Yaroide   y la pastora Lucy Cosme.


sábado, 7 de abril de 2018

Una actuación sin desperdicio



Por: Grace Moore
Lidia Ariza encarna a Rosa Fernández

"Las prostitutas os precederán en el reino de los cielos" del sacerdote, periodista y escritor español, José Luis Martín Descalzo. Sencillamente magistral, tanto en la actuación como en la dirección y el texto. Un texto denso, con humor, humano. Un texto que denuncia muchas de las barbaridades que se cometen dentro de la iglesia católica y pone el dedo en la llaga de aquellos que señalan sin reparos...un llamado a gritos a la introspección. 

Fue presentada en 1982 y luego en 1986 y volver a ver a Lidia Ariza en el mismo papel y bajo la misma dirección, ya una mujer madura, en su punto para el papel, pues no cabe dudas que en su madurez como mujer, habrá de tener mayores vivencias de la vida qué reflejar en los distintos matices que dio a su personaje y esto nos llenó de satisfacción, orgullo y emoción y no pudimos contener las lágrimas en aquellas líneas en las que salía el amor, la humanidad de una mujer sufrida, no importaba lo que fuera, sencillamente esos momentos claves en los que se veía el alma de una mujer más honesta e íntegra en su intimidad con Dios, que muchas mujeres respetables
.

Actúan además, Emer Rivera y Franklin Veloz, como alguaciles 1 y 2, la escenografía está a cargo de Noé Vásquez y asistencia de Pablo Batista, la musicalización de Luciano García y Aleja Johnson, regiduría de Aleja Johnson, asistente de dirección, Vicky Medrano, community manager de Paola Ramos, relaciones públicas, Miguelina Terrero, fotografía de.Samuel Esteban, producción Teatro Las Máscaras y dirección Germana Quintana.

No dejen de ver esta interesante obra, y los que la vieron hace más de treinta años, podrán confirmar que así como el buen vino en añejo, Lidia está en su personaje de Rosa, en su punto.
Grace Moore

martes, 27 de marzo de 2018

Palabras Día del Teatro Dominicano


Por: Lidia Ariza

Cuando me pidieron que escribiera estas palabras me llegaron a la cabeza dos preguntas: ¿Qué es el Teatro? Y ¿Quiénes son realmente los actores?

Responder la primera pregunta para mí es fácil, porque es una respuesta muy personal. Para mi el teatro es la vida misma, representada sobre unas tablas usadas, por personas que toman, perdón, tomamos vidas (reales o ficticias) prestadas por un tiempo muy limitado.

El teatro es el arte que revive emociones en los espectadores, que hace vibrar de alegría o de tristeza, que brinda luz o esparce oscuridad, que habla del pasado mirando siempre al futuro, que educa y que hace reflexionar. Es el arte que te hace enfrentarte a tu verdadero yo, no importa el rol que tengas, ya sea de actor, autor, director o espectador. Quizás por todo esto muchos le huyen, aterrados por lo que puedan descubrir, pero muchos más se dejan envolver por su hechizo.

Una persona muy querida me dijo alguna vez: “No hay trabajos malos, solo diferentes” y en una comunidad como la nuestra, donde hay tantas personalidades diferentes, llegando más cada día, llenas de ideas nuevas y una creatividad abrumadora, es propio que tengamos miles de trabajos diversos y ricos en su propia forma. 

Grupo de Teatro UNAPEC
La segunda pregunta, me lleva a reflexionar un poco más, y la respuesta es, quizás, un poco más extensa.

Si bien hoy celebramos la magia que crea el teatro, celebramos por igual a los miles que la esparcen por todos los espacios públicos y privados del país. Y es a propósito de esos alquimistas de experiencia o aprendices del arte, que quiero resaltar lo valioso de su atrevimiento, ya sea que hayan llegado aquí por medio de la Escuela Nacional de Arte Dramático, por una escuela independiente o por medio de la experiencia misma, caminando de escenario en escenario, aprendiendo en la marcha. ¡Bravo por su dedicación, bravo por su atrevimiento, y bravo por nunca rendirse ante críticas producto de la envidia, de los celos, de la mezquindad o del elitismo! No importa su procedencia, ni cómo llegaron aquí, lo que importa es su trabajo y que están aquí, dándose día y noche para llegar al alma de miles de desconocidos y dejar un poco de cada uno en ellos. 
Germana Quintana y Lidia Ariza

Entre las tantas conversaciones con compañeros en las tablas, me dijo una amiga: “Nunca desmerites el trabajo de tus compañeros teatristas, ellos, como tú, dejan la piel en el escenario”. Yo pienso que lo que importa es la acción, hacer, mantener vivo este oficio que es nuestra pasión, por lo que respiramos y nos levantamos cada día soñando y por lo que trabajamos sin parar para que esos sueños salgan a la luz, preferiblemente en un escenario.

En años anteriores y aún hoy hemos denunciado la falta de apoyo y seguimiento que se le da al teatro. Miro a mi alrededor y veo cómo a pesar de eso, hemos logrado sobrevivir y triunfar. Hoy en dia tenemos en el país muchas salas independientes y espacios públicos administrados por hombres y mujeres admirables, que se han entregado al trabajo, por amor al arte.


Lorena Oliva en Teatro Alternativo; Viena González en Teatro Guloya; María Ligia Grullón en 37 por las tablas; Micro Teatro Santo Domingo, Carolina Moronta, Natalia Peguero, Dania Matos y Perla Gutiérrez; Centro Cultural Teatro Escuela Iván García en Puerto Plata con Layla Arisleyda Beard; Teatro Las Máscaras, Germana Quintana y una servidora.


Gracias a todas ellas, y otros que no he mencionado, hoy tenemos teatro para todo público en todo momento. Ya no tenemos que esperar a que llegue la temporada de teatro, o un (el) festival, tenemos teatro los 365 días del año. Tanto así, que a veces, quienes no damos abasto somos los que queremos verlo, con obras que se superponen y el tiempo no nos da. 
Sin embargo, este esfuerzo de unos cuantos, no viene sin obstáculos o sacrificios de muchos más. Mientras un pequeño grupo de personas se benefician del acceso abierto a estos espacios, hay miles fuera de la cuidad que no gozan del mismo beneficio. 

Es por esto por lo que exhortamos a las autoridades del Ministerio se Cultura a fortalecer y recuperar los espacios en el interior del país, así como fomentar el crecimiento y la sostenibilidad de estos. Si queremos que nuestro país continúe progresando, es nuestro deber darles a las generaciones existentes y las venideras, todas las herramientas necesarias para triunfar. El teatro es una herramienta más, sumamente poderosa. Si no lo creen así, recuerden el rol que este jugo en la lucha por nuestra independencia. Tomemos de ejemplo el trabajo de estos valientes héroes, y fomentemos la educación, la cultura, mediante las artes, más específico la que nos reúne hoy aquí a todos, el teatro. 

No quiero cerrar sin dar las gracias, a todos ustedes, por permitirme ser parte de esta gran comunidad, por permitirme vivir y descubrirme tras un telón, frente a un público, por ser mis compañeros y compañeras todos estos años, por luchar conmigo, y a veces, contra mí, y más, por permitirme sembrar la semilla de la locura que nos caracteriza, en los jóvenes que mañana, cuando ya nos toque dar el saludo final y ver la cortina cerrase por última vez, serán quienes tomen las riendas, y los guiones, que dejemos detrás.
 Gracias por una vida en las tablas.

Día Mundial del Teatro
Santo Domingo 27 de marzo de 2018