domingo, 8 de septiembre de 2019

Aspectos técnicos del teatro: la escenografía



viernes, 6 de septiembre de 2019
Aspectos técnicos del teatro: la escenografía
Por Giovanny Cruz Durán

 
                         El Sucesor, escenografía de José Miura.

Me propongo abordar los aspectos que conforman el universo técnico del teatro: escenografía, vestuario, iluminación, maquillaje, banda sonora y dirección. Comencemos por la escenografía.

En el teatro lo único imprescindible es el actor. Hasta el autor podría no estar y hay actividad teatral si un o más actores suben a un espacio y nos plantean una trama.

La escenografía, igual que demás aspectos técnicos en el teatro, está ahí únicamente para brindar apoyo a los actuantes. Nunca debe competir con ellos, dado su condición de célula madre del teatro profesional.

La escenografía nace con el mismo teatro. El inicio se remonta a los primeros andares del animal inteligente. Se han encontrado evidencias de que el primitivo, desde una concepción mágica de la existencia, practicaba ritos que tenían que ver con la interpretación. Si alguien enfermaba disfrazaban dos personas; uno con colores lúgubres y otro con colores alegres. Ambos luchaban frente al enfermo con un marco de piedras y símbolos sobre éstas. Si ganaba el individuo que tenía los colores alegres, al enfermo lo cuidaban. Si, en cambio, lo hacía el otro, al enfermo lo tiraban por un despeñadero.

Aunque no existía el necesario propósito estético, allí había personas interpretando a otros, había una historia, maquillaje y escenografía: había teatro.

Sin embargo, corresponderá a los griegos la especialización escenográfica en el teatro occidental.

 
                Periacto                                                                          Bastidores

Su escenografía era muy funcional. La basaba en el brillante recurso del Periacto. Se trata de un prisma con tres caras, cada una de ellas tenía una pintura que evocaba ciudades, escenas o paisajes. En cada lado del escenario colocaban un Periacto y hábilmente los movían logrando combinaciones con las cuales conformaban impresionantes escenarios.

De estos nace el Bastidor. Se trata de tela o papel montados sobre armazones construidos con listones de madera. Su primer uso documentado se data en 1620, en un teatro de la ciudad italiana de Parma.

Al pintor y biógrafo italiano, Antonio Caimi, es a quien se le atribuye haber utilizado por primera vez, 1862, el término escenografía al referirse a unos artistas que hacían… pittura scenica e l'architettura teatrale.

                                   
                                   Gordon Craig / Constantin Stanislavski

Empero, lo que podríamos llamar escenografía moderna, empieza con el actor, director y escenógrafo inglés Gordon Craig. Sus primeros experimentos formales con su nuevo concepto teatral y escenográfico, ocurren a partir del 1897. Sus primeros escenarios fueron minimalistas y no obtuvieron gran respaldo del público londinense. En 1904 emigra a Alemania. Luego se produce un contacto trascendente para el teatro universal. Me refiero al encuentro entre Craig y el ruso Constantin Stanislavski (el maestro más influyente en el mundo del teatro). Este último queda impactado con el británico. El primer trabajo que hacen juntos es “Hamlet”, en 1912, con el Teatro de Arte de Moscú.

Es en Italia donde Craig madura y desarrolla su nuevo concepto sobre escenografía, vestuario e iluminación.

En nuestro país hemos tenido buenos escenógrafos. Actualmente los más destacados son José Miura, Lina Hoepelman, Fidel López y Salvador Bergés. Aunque en términos generales, particularmente a mí, me luce que nuestra escenografía es demasiado formal. Proliferando en ellas, sobre todo en el teatro comercial, el tradicional concepto del bastidor sólido. ¡Demasiadas paredes planas para mi gusto!

  
                      Duendes y locos de las dunas; de Giovanny Cruz.

Las escenografías más creativas son aquellas que compiten menos con los actuantes. La nueva tendencia son aplicaciones escenográficas o fragmentos sueltos sobre escenarios con cámara negra. Igual que menos decoración de interiores y arquitectura clásica. Una buena escenografía, como una buena pintura, no debe ser una copia de la común realidad, sino su transformación en arte. En teatro, el común hiperrealismo es hasta vulgar y nada novedoso. Los artistas no debemos ser fotógrafos.

Apunto que el escenógrafo es quien, después del director, tiene mayor incidencia sobre la iluminación, el maquillaje y el vestuario. Estos tres aspectos, sobre todo el de la iluminación, tienen que partir de la escenografía que estará puesta en el escenario. Un color de una luz puede alterar completamente el efecto que se ha procurado con la escenografía.

Esperando por nuevas propuestas escenográficas interrumpo esta entrega. Esto, porque para desmontar la escenografía de hoy, la regidora de escena ha pedido que tiren el…

¡Telón!

viernes, 23 de agosto de 2019

El teatro está recibiendo el apoyo del público joven


Resultado de imagen para ana frank el diario. antonio melenciano

“El teatro cada vez está mejor, porque se están presentando muchas obras aptas para toda la familia, con la integración de actores de otras ramas como la televisión y el cine, además de que está recibiendo el apoyo del público, especialmente de jóvenes por disfrutar de estas puestas en escena”, así se manifestó el actor, dramaturgo y directo teatral Antonio Melenciano, sobre la realidad del teatro en República Dominicana.

Señaló que sinembargos, el teatro necesita más apoyo para seguir creciendo y que se apruebe la ley de Mecenazgo, tal cual se hizo con el cine. Melenciano ofreció estas declaraciones al ser entrevistado por Qué Pasa, donde habló de su nuevo reto teatral “Ana Frank, El Diario”, que vuelve a escena, pero esta vez enfocado en la vida de su padre Otto Heinrich Frank, único sobreviviente de toda la familia durante el Holocausto.

“Esta nueva adaptación es con menos equipos, menos escenografía, porque será en la Sala Ravelo, donde el espacio es más reducido, pero será un montaje único donde nos enfocaremos más en la vida del padre de Ana Frank que fue el único sobreviviente de esta familia”, manifestó Melenciano, quien una vez vuelve a jugársela con este montaje donde asume la adaptación, dirección y producción general del mismo, que fue premiado como Mejor Obra y Actor del Año para Miguel Lendor, en premios Soberano 2017.

  “Ana Frank: El diario”, es una adaptación teatral basada en el     Resultado de imagen para ana frank el diario. antonio melenciano  Diario de Ana Frank, con la actuación de veteranas figuras del teatro dominicano combinadas con jóvenes talentos de la escena teatral.

En está obra participarán, además de Lendor, Johanny Garcia y las jóvenes actrices Fernanda Bavestrello, María Arcalá, Lhia Hidalgo, Danny Fernández y Francisco José Montalvo.

“Esta es una obra que me ha llamado mucho la atención por la naturaleza del drama que se vivió y a este tipo de tema me atrae mucho”, manifestó el actor y director.

“Ana Frank, El Diario” llega en una nueva versión a la Sala Ravelo del Teatro Nacional Eduardo Brito con presentaciones del 5 al 15 de septiembre en los horarios tradicionales.

Proyectos

Melenciano, con alrededor de 20 años de carrera, señaló que además de esta puesta en escena, está trabajando para llevar a las tablas las historias de dos reconocidos personajes de la historia dominicana.

“No puedo dar muchos detalles sobre esto, pero sé que llevaré a escena a dos grandes personas que muy queridas en nuestro país”.

Las obras están pautadas para presentarse a final de año y principios del 2020. También se prepara para el cine, por lo que más adelante ofrecerá todos los detalles.

lunes, 24 de junio de 2019

10 razones científicas por las que el teatro es bueno para la salud


El Inconveniente, una obra de Juan Carlos Rubio
Actuación: Giamilka Román, Luciano García y Lidia Ariza
Dirección: Germana Quintana


El teatro es una buena manera de entretenerse. Nos sirve para defender o criticar lo que pasa en la sociedad, y lo utilizamos como vía de escape frente a los agobios cotidianos. ¿Pero sabías que se ha demostrado científicamente que el teatro tiene efectos beneficiosos para la salud?

La Organización Mundial de la Salud define esta como un estado completo de bienestar físico, mental y social, más allá de la mera ausencia de enfermedad. Y según los últimos estudios, la asistencia a espectáculos es clave a la hora de conseguir una “mens sana in corpore sano”. Te contamos por qué ir al teatro no solo te hará vivir mejor, sino también durante más tiempo.

1. La risa es un buen ejercicio y reduce el dolor

Es bien sabido que utilizamos más de 400 músculos cuando nos reímos, abdominales incluidos. Según algunos estudios, reírse durante 20 segundos tiene el mismo efecto sobre la salud que hacer tres minutos seguidos de un ejercicio aeróbico (como correr o montar en bicicleta). Así que si te ríes mucho por una obra de teatro cómica podrás ahorrarte horas en el gimnasio, y también en la consulta del médico.

Al reír, el cuerpo libera endorfinas y serotonina, sustancias producidas por las células del sistema nervioso central, que ayudan a reducir el dolor (de hecho, las endorfinas reciben el nombre de “péptido opioide” porque ¡tienen el mismo poder analgésico que los derivados del opio!).

Asimismo, Robert McGrath, psicólogo clínico en la Universidad de Wisconsin-Madison, asegura que la risa y el humor reducen los niveles de estrés: reírnos implica la acción de la adrenalina y también de la dopamina, una sustancia asociada con el sistema de placer del cerebro, y que también está presente en otras actividades agradables como la alimentación o el sexo.

2. El desahogo de llorar vale más que la angustia que lo provoca

Solemos asociar el llanto a sensaciones negativas, y con razón: normalmente son las malas noticias las que nos hacen llorar, y esto hace que aumente el ritmo cardíaco, que sudemos y que tengamos sensación de ahogo. Sin embargo, los estudios de laboratorio realizados para el ensayo Cry Me A River: The Psychology Of Crying, publicado en Science Daily, demostraron que los efectos calmantes del llanto (los que experimentamos cuando ya ha pasado la angustia inicial) duran más a nivel corporal que los focos de estrés. El llanto libera adrenalina y noradrenalina, y tras la función te quedará una agradable sensación de desahogo.


3. El teatro es efectivo para mejorar la memoria

Así lo demostraron Helga y Tony Noice, del Elmhurst College. En 2009 realizaron un estudio donde 122 personas de edad avanzada tuvieron un primer contacto con el teatro durante ocho sesiones, que se desarrollaron a lo largo de cuatro semanas. En tan poco tiempo, los investigadores pudieron comprobar una mejoría en todas las habilidades cognitivo-afectivas de los participantes: había mejorado su actitud al hablar, eran capaces de encontrar las palabras para expresar sus sentimientos con mayor facilidad, y su memoria había mejorado de forma evidente,

4. Te ayuda con las matemáticas

El teatro juega con la imaginación del espectador y con lo que podemos intuir pero no ver, lo que incrementa su sensibilidad hacia lo conceptual. Esto predispone al cerebro a la hora de comprender los razonamientos abstractos que se emplean en el aprendizaje de las ciencias formales, es decir, aquellas que trabajan con objetos creados por el hombre, y que existen solo en su mente (como por ejemplo, los números).

5. Frena el envejecimiento patológico

Hablamos de envejecimiento patológico para referirnos a los cambios que se producen en una persona no solo por el simple hecho de hacerse mayor, sino como consecuencia de enfermedades, malos hábitos, etc., (por ejemplo las cataratas, el Alzheimer…).

Este “envejecimiento acelerado” puede a veces prevenirse e incluso ser reversible, y uno de los tratamientos para ello es la terapia teatral. Está demostrado que las actividades artísticas, especialmente aquellas que se hacen en grupo, frenan el envejecimiento patológico.

6. Favorece la empatía

La palabra “empatía” viene del griego “empatheia”, que significa “sentir dentro”, y hace referencia a la capacidad que tenemos de entender las emociones de otra persona. En esto tiene mucho que ver el neurocientífico italiano Giacomo Rizzolatti, quien en la década de los ’90, descubrió la existencia en el cerebro de las “neuronas espejo”, que son las responsables de la comprensión de los estados emocionales ajenos.

De la misma forma, y aunque la historia de una obra de teatro forme parte de la ficción, nos alegramos cuando un personaje consigue sus objetivos, y nos entristecemos cuando fracasa. En esto consiste la empatía, clave de la inteligencia emocional.

7. Las actividades artísticas mejoran tu mente y tu cuerpo

Un estudio británico evidenció en 2003 que participar en actividades artísticas (ya sea como espectador o como creador) mejoraba el ánimo y tenía sorprendentes impactos positivos en diversos parámetros psicológicos. Sus conclusiones sirvieron de base a los autores de un ensayo publicado en la revista Psychological Science, quienes estudiaron la relación entre las emociones positivas y el tono vagal (un índice que mide la actividad del nervio vago, y que está relacionado con la frecuencia cardíaca y la energía que tenemos en cada momento). Este estudio sugiere que las emociones positivas y la salud puramente física se influyen mutuamente, creando una espiral creciente de optimismo y bienestar físico.



Más aún, existen estudios que señalan una relación directa entre el arte (como medio para experimentar emociones positivas) y sus beneficios a largo plazo: previene los resfriados (según un estudio del Dr. Cohen y su equipo, en 2006), reduce la inflamación (según Steptoe, O’Donnell, Badrick, Kumari & Marmot, 2007) y protege contra las enfermedades cardiovasculares (Boehm & Kubzansky, 2012).

8. Ir al teatro en grupo alarga la vida como puede hacerlo el dejar de fumar

Hay mucha bibliografía que muestra que tener relaciones sólidas augura una vida más longeva. Recientemente, se ha llevado a cabo un análisis de más de 148 estudios (practicados en más de 300.000 personas en total), que concluyó que la integración social era un factor tan importante a la hora de evaluar la esperanza de vida de una persona, como el tabaco, la obesidad, el consumo excesivo de alcohol o el ejercicio físico realizado.

Más aún, hay experimentos que muestran que cuando estamos en un grupo con el que compartimos intereses (ya sean el teatro u otros), se activa el tono vagal por medio de la oxitocina, una hormona que también actúa como neurotransmisora en el cerebro, y a la que comúnmente se llama “la molécula del amor”, ya que liberamos esta hormona, entre otros casos, cuando tenemos relaciones sexuales.

9. Hacer teatro te ayuda a solucionar problemas

La revista Journal of Aging and Health publicó en 2004 un estudio en el que se comparaban varios grupos de personas que habían comenzado a tomar clases: uno de teatro, uno de pintura y un grupo que no hacía ninguna actividad artística. Los participantes en el estudio se sometieron a pruebas de concentración, solución de problemas, etc., tanto antes como después de las clases, obteniendo una mejoría en la evaluación de su bienestar personal y en los tests de memoria. Lo más significativo fue, sin embargo, su evolución en el examen de “solución de problemas”.

El equipo investigador sostiene, a la vista de los resultados, que el teatro puede ser un buen entrenamiento cerebral que ayude a prevenir la pérdida de la agilidad mental que ocurre con la edad. Argumentan que esto es debido a que el teatro requiere atención continuada en la actividad que se está realizando, lo que a la larga nos hace estar mucho más presentes en el “aquí y ahora”.

10. La cultura puede ser la clave de la felicidad

La felicidad puede resultar difícil de encontrar, pero los psicólogos de la Norwegian University of Science and Technology (NTNU) nos dieron en 2011 una de sus claves. En su estudio, publicado en el Journal of Epidemiology & Community Health, demostraron que asistir a espectáculos teatrales o galerías de arte tiene efectos no solo sobre la buena salud, sino que afecta también a lo felices que nos sentimos. Los investigadores descubrieron que aquellos que participaban con mayor frecuencia en actividades culturales, tenían una mayor felicidad y mejor calidad de vida.

Queremos cuidar tu salud, por lo que te invitamos a disfrutar de nuestra obra en cartelera “El Inconveniente”.

IMG_7721+copy.JPG

Fuente original: http://blog.teatroscanal.com/2014/04/10/razones-teatro-es-bueno-para-la-salud/



jueves, 13 de junio de 2019

En Pre-Venta El Inconveniente





Ahora puedes comprar tu boleta de este finde en PRE-VENTA RD RD$500.00. Aceptamos transferencias al Banreservas a nombre de Fundación Pro-Arte Dramático.  
Cuenta Corriente 010-237705-7. 
Debes enviar comprobante de transferencia con:
1.- Nombre
2.- Cantidad de boletas
3.- Día seleccionado

Válido para las funciones del 14, 15 y 16 de junio 2019